tolima-millonarios

A tan solo horas del primer partido de la final de la Liga BetPlay, Deportes Tolima emitió un polémico comunicado para criticar las recientes declaraciones de Gustavo Serpa, máximo accionista de Millonarios, en las que se quejaba de las actuaciones arbitrales contra el cuadro ‘embajador’.

Un par de días atrás, Serpa aseguró que hay “una mano negra que quiere perjudicar” a su club y arremetió contra la Dimayor. Para el Tolima, lo expresado por el directivo es una estrategia que pretende presionar a la comisión arbitral del fútbol colombiano y condicionar la actuación del juez central que impartirá justicia en el partido de ida, que se llevará a cabo esta noche, a partir de las 8:00 p.m.

“Las últimas declaraciones condicionan al árbitro Carlos Betancur en la medida que cualquier decisión tomada que sea contraria a los intereses de Millonarios será tratada de corrupta“, manifestó el equipo vinotinto y oro en el documento.

 

El club ‘pijao’ también señaló a Serpa de buscar beneficios para su club a través de las presiones ejercidas desde los medios de comunicación. “Rechazamos las viejas prácticas del doctor Serpa donde enloda el nombre de la Dimayor como método de presión para conseguir beneficios hacia su institución. Así no es el gremio que soñamos“, concluyó el cuadro presidido por Gabriel Camargo.

En la previa del partido, al técnico de Millonarios, Alberto Gamero, le preguntaron sobre las actuaciones arbitrales en los recientes partidos de su equipo. El estratega prefirió no entrar en polémicas y acotó que él no es un llorón y prefiere seguir trabajando enfocado en sus objetivos.

Certamen deportivo
Deporte